Recursos de Bienestar Virtuales

Recursos de Bienestar Virtuales

Sabemos que este es un momento de cambio inesperado que puede implicar una gran cantidad de estrés, pérdida y desconexión. Bristolin está construyendo activamente adiciones a este conjunto de recursos virtuales que están diseñados para apoyar tu bienestar.

  • Recursos de bienestar de Bristolin. Apoyo accesible disponible dondequiera que estés, en colaboración, cuando apropiado, de tu Universidad.
  • Consejos para el bienestar. Un conjunto de sinceros consejos de bienestar por el equipo de Bristolin.
  • Orientación. Orientación para la facultad y el personal que apoya el bienestar de los estudiantes en un entorno de campus virtual.

Recursos de bienestar de Bristolin

Apoyo accesible disponible dondequiera que estés, en colaboración, cuando apropiado, de tu Universidad.

Salud general y bienestar

Incluye:

  • Servicios de Salud: actualizaciones sobre la respuesta a COVID-19, alertas de salud y los recursos disponibles.
  • Información sobre COVID-19 para estudiantes, incluyendo respuestas y recursos de los estudiantes.
  • Apoyo al Estudiante: Colección de información que cubre temas que van desde la información centralizada de COVID-19, información sobre el mundo de la formación y otros recursos/herramientas útiles para los estudiantes.
  • Recreación y Bienestar Virtual: eventos y recursos de bienestar y recreación virtual para toda la comunidad de estudiantes.
  • La página web y el foro de bienestar de los estudiantes.

Recursos de aprendizaje y académicos

Incluye:

  • El asesoramiento académico para estudiantes universitarios ofrece información general sobre recursos académicos, políticas, enlaces a formularios de inscripción y otra información útil. Los estudiantes también pueden hacer una cita con su asesor académico.
  • El Centro de Aprendizaje. Incluye un recurso para los estudiantes que están experimentando desafíos con un acceso fiable a wifi/internet desde su ubicación actual.
  • Las Bibliotecas de proporcionan acceso a recursos electrónicos y referencias.
  • El Centro para la Enseñanza y el Aprendizaje ofrece tutoría y entrenamiento académico online, y ha preparado una lista de consejos para el aprendizaje a distancia.

Bienestar espiritual

La Oficina de Vida Religiosa ha creado un nuevo recurso en línea para proporcionar un espacio virtual para la reflexión, la contemplación y la creación de significado.

Consejos para el bienestar

Un conjunto de sinceros consejos de bienestar por el equipo de Bristolin. Seguiremos demostrando que somos capaces de tener compasión y resistencia. Por favor, tomen las medidas necesarias para mantenerse sanos, seguros y conectados entre sí.

Lo que estamos sintiendo ahora mismo

Sentimos muchas emociones, a veces en competencia, a la vez

Es completamente normal sentir cualquier cosa en respuesta y en medio de todos los desafíos que este año nos ha traído. Nuestra comunidad se siente abrumada, enojada, frustrada, triste, ansiosa, estresada, entumecida, apática, y tal vez incluso aliviada o esperanzada. Mucho ha cambiado en este año turbulento, así que esperamos que nuestros mundos internos también se sientan inquietos o un poco sacudidos. Dado que las personas están en lugares tan diferentes físicamente, emocionalmente, financieramente, etc., no hay realmente una forma normal de hacer frente o reaccionar a algo anormal. Lo que sea que estés sintiendo ahora mismo está bien y es completamente natural. Dale espacio a estos sentimientos, incluso a los más difíciles.

Estamos de duelo y practicando la aceptación

La mayor parte de nuestra comunidad está experimentando el desafío aparentemente implacable de manejar los cambios en muchos aspectos de nuestras vidas. Mientras intentamos avanzar en estos tiempos de incertidumbre, recuerde que el proceso va acompañado de dolor y aceptación. Estas son partes esenciales del proceso de curación que a menudo ocurren simultáneamente:

  • el duelo por la pérdida de lo que se suponía que era este año, en lo que se ha convertido y en lo que todavía puede ser
  • aceptando que esto es lo que está sucediendo ahora, y trabajar para asegurarnos de que tomamos las medidas necesarias, y dentro de nuestro control, para cuidar de nosotros mismos y de nuestras comunidades

Llorar no significa revolcarse o darse por vencido. Todos podemos lidiar con la pérdida y la decepción de manera diferente, no hay una manera correcta de llorar. La aceptación no significa felicidad o aprobación. Podemos aceptar lo que ha sucedido mientras seguimos sintiéndonos tristes, molestos y con muchas otras emociones. Mirar hacia el futuro no significa que evitemos o ignoremos las realidades de las dificultades de este momento, así como tampoco nos cierra las oportunidades que a menudo vienen con un cambio inesperado.

Cómo apoyar nuestro bienestar

Conectar con los demás

Especialmente:

  • Es importante hacer de la conexión una prioridad. Ya sea a través de lugares virtuales, noches de juegos y películas, discusiones en clase, sesiones de tareas, sesiones de terapia y entrenamiento, es imperativo que sigamos sintiéndonos conectados unos con otros. El personal y los estudiantes están trabajando creativa y rápidamente para reunir a las personas y los recursos para satisfacer todas nuestras necesidades. Utiliza los recursos listados aquí encima de lo que tenga más sentido para ti y tus relaciones.
  • Fíjate en lo bueno del mundo. Hay mucha información aterradora, negativa y abrumadora para tomar con respecto a esta pandemia. También hay un montón de historias de gente que se sacrifica, dona y se apoya mutuamente de manera milagrosa. Es importante contrarrestar lo pesado con la esperanza.
  • Practica la compasión. Dar a todos el beneficio de la duda y un amplio margen de maniobra. Mucho tiempo encerrado puede sacar lo peor de cada uno. Cada persona tendrá momentos en los que no estará en su mejor momento. Todos están haciendo lo mejor que pueden para superar esto.
  • Extiende la mano para pedir ayuda. Si tiene dificultades para sobrellevar la situación, busque ayuda de los profesionales de la salud mental. Hay gente lista y esperando para ayudarte a superar esta crisis.

Practica la autocompasión

Por ejemplo:

  • Reconocer tus miedos, ansiedades o preocupaciones, está bien no estar bien. Date un poco de espacio y compasión ahora mismo. Lo que sea que estés sintiendo ahora mismo es válido. Date tiempo para lamentar los planes que has hecho para el año, las esperanzas que has cultivado para ti y tu comunidad.
  • Acepta donde estás ahora mismo. Recuerde que todos los sentimientos son temporales, y cuídese en consecuencia. Esto podría significar crear una estructura de trabajo desde el hogar, establecer una rutina diaria de salud mental y física, tomar tiempo para despedirse de las cosas que han cambiado, y buscar viejas y nuevas fuentes de apoyo. Aunque hay mucho que no está en nuestras manos, hay mucho que podemos hacer para sentirnos capacitados y recuperar el sentido de la autoridad.
  • Bajar las expectativas y practicar una auto-aceptación radical. Aceptar todo acerca de ti mismo, tu situación actual y tu vida sin cuestionar, culpar o retroceder. No puedes fallar en esto. No hay un mapa de ruta, ni un precedente para esto, y todos estamos realmente haciendo lo mejor que podemos en una situación imposible.*

Construir una rutina

Esencialmente:

  • Cíñete a la rutina. Intenta dormir y despertar a una hora consistente. Escriba un horario que sea variado e incluya tiempo para el trabajo y el autocuidado.
  • Muévete cada día. Muchos de nosotros tenemos acceso limitado a espacios exteriores seguros y agradables. Por suerte, para nuestras necesidades de movimiento, hay muchas clases de ejercicio gratuitas en YouTube. Si todo lo demás falla, pongan la música y hagan una fiesta de baile!
  • Encuentra un proyecto a largo plazo en el que sumergirte. Ahora es el momento de aprender a tocar el teclado, armar un enorme rompecabezas, comenzar un juego de 15 horas de Risk, pintar un cuadro, leer la serie de Harry Potter, emborracharse viendo un programa de 8 temporadas o un podcast, tejer una manta a crochet, resolver un cubo de Rubix o desarrollar una nueva ciudad en Animal Crossing. Encuentra algo que te mantenga ocupado, distraído y comprometido para tomarte un descanso de lo que pasa en el mundo exterior.
  • Encuentra un arte expresivo y ve por él. Nuestro cerebro emocional es muy receptivo a las artes creativas, y es un portal directo para la liberación de los sentimientos. Encuentra algo que sea creativo (esculpir, dibujar, bailar, música, cantar, tocar) y dalo todo.
  • Toma las cosas momento a momento. No tenemos un mapa de ruta para esto. No sabemos cómo se verá esto dentro de un día, una semana o un mes. Muchos de nuestros planes a largo plazo están en suspenso, así que en vez de eso enfóquense en retos más pequeños que se sientan manejables. Ponga un sello de tiempo para saber cuánto tiempo más adelante en el futuro pensará. Tómense cada día uno a la vez, y atraviesen el estrés en pedazos.

Compruébalo tú mismo. Haz estas preguntas todos los días:

  • ¿De qué estoy agradecido hoy?
  • ¿A quién estoy controlando o conectando hoy?
  • ¿Qué expectativas de “normalidad” estoy dejando ir hoy?
  • ¿Cómo estoy saliendo hoy?
  • ¿Cómo estoy moviendo mi cuerpo hoy?
  • ¿Qué positividad estoy creando o cultivando hoy?

Cultiva tu poder

Así:

  • Cultivar un sentido de poder en medio de la impotencia. ¿Qué significa esto? Significa ser proactivo, intencional e ingenioso para reformular activamente nuestras circunstancias actuales.
  • Todo lo que tenemos es tiempo. Prueba un nuevo hobby o uno que hayas estado esperando para probar que no conecte con unidades o grados. Lee libros que no se asignen en clase. Trabaja en un proyecto que no sea para nadie más que para ti mismo. Crea un árbol genealógico biológico/elegido. Entra en un modo de actividad física que te haga sentir conectado a tu cuerpo.
  • Despreciar la productividad. Aprovecha las oportunidades para no ser “productivo” y en su lugar enfócate en cultivar tu inteligencia emocional, el sentido de la alegría y el bienestar general. Lo que necesitas es único, así que practica los tipos de autocuidado que son más importantes para ti.
  • Ayuda a los demás. Encuentra maneras, grandes y pequeñas, de devolver a los demás. Apoye a los restaurantes, ofrezca hacer compras en el supermercado, regístrese con los vecinos ancianos, lo que su comunidad necesite que sea seguro para usted. Ayudar a otros nos da un sentido de agencia cuando las cosas parecen estar fuera de control.* Cuando las formas en que podemos ayudar son limitadas, reconocer el trabajo positivo de los demás es un beneficio para todos. Por ejemplo, puedes contribuir a una tarjeta colectiva para los trabajadores de la salud del Hospital Stanford aquí.
  • Encuentra la lección o el significado. Toda esta crisis puede parecer triste, sin sentido, y a veces, evitable. ¿Qué puede aprender cada uno de nosotros aquí, de grandes y pequeñas maneras, de esta crisis? ¿Qué necesita cambiar en nosotros mismos, nuestros hogares, nuestras comunidades, nuestra nación y nuestro mundo? Puedes sostener y hacer espacio para honrar el verdadero sufrimiento humano que está ocurriendo en nuestro mundo, y simultáneamente practicar una visión esperanzadora del futuro.

Manejar la ansiedad

Algunas claves:

  • Encuentra tu propio espacio de retiro. Piensa en cómo crear un espacio separado para el trabajo y para la relajación. Si no es posible separar sus espacios, intente crear rituales que le ayuden a pasar mentalmente de una actividad a otra.
  • Tranquilízate a diario. Los movimientos repetitivos (tejer, colorear, pintar, esculpir arcilla, saltar la cuerda, etc.), especialmente los movimientos de izquierda a derecha (correr, tocar el tambor, patinar, saltar) pueden ser técnicas efectivas para calmarse a sí mismo. Buscar y crear comodidad es esencial en tiempos de incertidumbre.
  • Construye un menú de autocuidado. El autocuidado se ve diferente para cada persona. Un autocuidado efectivo incluye estrategias preventivas/planificadas y estrategias reactivas/de respuesta. Las estrategias preventivas construyen su capacidad para manejar los desafíos en su vida, mientras que las estrategias reactivas activamente restauran su capacidad después de un desafío reciente. Por ejemplo, planear dormir ocho horas cada noche es preventivo, mientras que dormir 12 horas después de un día realmente estresante sería reactivo. No hay una fórmula mágica para construir el menú perfecto de autocuidado, sólo asegúrese de que tiene estrategias preventivas y reactivas que funcionan para usted. Construye tu propio menú de autocuidado.
  • Encuentra ligereza y humor cada día. Hay mucho de lo que preocuparse, y con razón. Contrapesa esta pesadez con algo divertido cada día: videos de gatos en YouTube, un show de stand-up en Netflix, una película divertida. Todos necesitamos un poco de alivio cómico en nuestros días, todos los días.
  • Recuerda que esto es temporal. Parece que en medio de esta cuarentena no va a terminar nunca. Es aterrador pensar en el camino que se extiende delante de nosotros. Por favor, tómese el tiempo para recordarse a sí mismo que aunque esto es muy aterrador y difícil, y continuará por un tiempo indeterminado, es una temporada de la vida y pasará. Volveremos a sentirnos libres, seguros, ocupados y conectados en los próximos días.
  • Busca noticias de fuentes confiables – y con moderación. Sentirse ansioso es una respuesta normal (e incluso adaptable) a la situación actual, pero consumir demasiado las noticias puede aumentar esta ansiedad a niveles que ya no nos sirven. Intente no absorberse demasiado en la cobertura durante largos períodos de tiempo, y encuentre oportunidades para desconectarse del aluvión de actualizaciones constantes. Establezca límites para usted mismo, por ejemplo, revisando las noticias sólo 10 minutos por la mañana, 10 minutos por la noche, y revisando con usted mismo para saber cuándo hacer ajustes a su plan de consumo de noticias.

Orientación

Orientación para la facultad y el personal que apoya el bienestar de los estudiantes en un entorno de campus virtual.

¿Qué desafíos están experimentando los estudiantes en este momento?

Muchos están luchando con los déficits de infraestructura relacionados con la enseñanza en sus países. Puede que no tengan acceso a una WiFi fiable, que sus espacios de trabajo sean difíciles en muchos sentidos y que la privacidad no sea posible. La presencia y la magnitud de estos desafíos no serán equitativas entre los estudiantes.

Puede que se encuentren viviendo en entornos que no apoyen todas sus identidades. Los entornos y las dinámicas relacionales que van desde la invalidez hasta el abuso pueden afectar negativamente a su bienestar, así como a su capacidad de estar plenamente presentes en los espacios de aprendizaje.

Están afligidos, tristes, decepcionados. Una tremenda sensación de pérdida y decepción es omnipresente en toda nuestra comunidad. Los estudiantes de último año están de luto por la pérdida de sus últimos trimestres en Stanford, los estudiantes de segundo año por su año de estudios, otros extrañan a sus comunidades, y a todos se les pide que manejen inmensos desafíos personales y que se esfuercen por alcanzar la excelencia académica.

La incertidumbre está en todas partes. Los estudiantes se lamentan de lo que ya se ha perdido, mientras que la incapacidad de hacer planes y trabajar para alcanzar sus objetivos representa una pérdida potencial en el futuro, lo que agrava su estrés. Los planes de verano fueron drásticamente diferentes de lo que planificaron, la búsqueda de empleo puede estar en suspenso y las oportunidades únicas de aprendizaje se han visto afectadas. Es difícil sentirse seguro y a salvo cuando tanto a nuestro alrededor permanece desconocido.

Los impactos financieros son significativos. Muchos estudiantes y sus familias dependen de los ingresos de los trabajos del campus. Los miembros de la familia pueden haber perdido sus fuentes de ingresos. Las desigualdades de recursos existentes sólo se ven exacerbadas por esta pandemia.

Indicadores de angustia

Causas de la angustia

Cambios no deseados y/o desafíos continuos en sus vidas. En general, la angustia se produce cuando la cantidad de estrés excede los recursos percibidos (tanto internos como externos) que uno tiene que manejar. La forma en que la angustia aparece en la superficie puede variar enormemente entre las personas. A veces no se ven signos evidentes de angustia, pero se sigue siendo consciente de muchas cosas que suceden en el mundo y que pueden estar causando angustia en la vida de los estudiantes. La angustia no siempre es obvia, pero sigue estando ahí.

La mayor parte de la angustia proviene de la pérdida (o incluso la pérdida anticipada) de importantes elementos de la salud mental, como: conexión, estado, salud, propósito/significado, estabilidad/seguridad, esperanza, comunidad, tiempo, comodidad, alegría, paz, identidad.

Signos de angustia

Debido a COVID-19, los estudiantes están mucho más aislados, y acceder a los sentimientos de comunidad y pertenencia es especialmente difícil. Aunque los indicadores de angustia pueden ser más difíciles de discernir a través de las interacciones en línea, manténgase alerta porque esperamos que más estudiantes experimenten angustia en este nuevo entorno de aprendizaje/vida. Si es posible, cree tiempo para interacciones individuales con los estudiantes. Esto les ayudará a conectarse con usted y a comprender mejor qué tipo de apoyo necesitan.

Académico:

  • Ausencias repetidas y/o una disminución en la calidad del trabajo o el rendimiento en la formación.
  • Ensayos o trabajos creativos que incluyan contenidos perturbadores y/o temas de desesperación, desesperanza, suicidio, violencia, muerte o agresión.
  • Múltiples solicitudes de prórrogas o grados de Incompleto.

Físico:

  • Cambios marcados en la apariencia física.
  • Aparecer repetidamente enfermo, excesivamente fatigado.
  • Cambio obvio en el estado mental y/o aparente intoxicación.
  • Otro comportamiento que no parece coincidir con el contexto.

Inter/Intrapersonal:

  • Comentarios directos sobre la angustia, sentimientos de agobio, problemas familiares, etc.
  • Señales/expresiones de desesperanza, inutilidad o vergüenza.
  • Cambio drástico en las interacciones con los demás, actuando fuera de carácter.
  • Expresiones de preocupación de los compañeros.
  • Amenazas implícitas o directas de daño a sí mismo o a otros.
  • Comportamiento autodestructivo, destructivo o imprudente