Consejos para Aprender Online

Consejos para Aprender Online

¿Qué puedo esperar del aprendizaje en línea?

El aprendizaje en línea tiene los mismos elementos básicos que el aprendizaje cara a cara. La principal diferencia es que la instrucción se imparte en línea, ya sea a través de interacciones sincrónicas (por ejemplo, reuniones de Zoom, conferencias en vivo, chats en vivo), interacciones asincrónicas (por ejemplo, foros de discusión, lecciones en línea a su propio ritmo, videos pregrabados), o una combinación de éstas.

El “aprendizaje en línea” no es una experiencia monolítica – se verá diferente dependiendo de si se aprende de manera sincrónica o asincrónica, junto con una cohorte o a ritmo propio, independientemente o con un grupo. Cuando se diseñan cuidadosamente, los cursos en línea pueden ser experiencias muy eficaces y atractivas e incluso pueden proporcionar algunos beneficios respecto del aprendizaje presencial, como una mayor flexibilidad y la capacidad de trabajar en colaboración en proyectos digitales.

Los cursos para obtener créditos académicos suelen ofrecer oportunidades para interactuar regularmente con instructores y compañeros, sin embargo algunos cursos en línea, incluidos muchos de nuestros cursos de educación profesional a ritmo propio, incorporan interacciones de contenido y retroalimentación automatizada en lugar de estas interacciones humanas. Independientemente de la forma en que se imparta la instrucción en línea, le animamos a participar en una comunidad de aprendizaje. Estudiar junto con un grupo de colegas o amigos es una forma de hacer que estos tipos de cursos sean más interactivos y atractivos.

¿Cómo puedo asegurarme de tener éxito en un curso en línea?

Muchas de las estrategias para el aprendizaje efectivo cara a cara también se aplican al aprendizaje en línea. Sin embargo, el aprendizaje en línea puede requerir algunas habilidades adicionales para tener éxito, como la autodirección, la gestión del tiempo, la resolución creativa de problemas y las habilidades de autodefensa. A continuación, le presentamos algunas estrategias que recomendamos:

  • Mantener una mente abierta. Animamos a los estudiantes en línea a que dejen sus expectativas en la puerta. Los estudiantes que se acercan al aprendizaje en línea con una mente abierta tienen más probabilidades de tener éxito.
  • Crea un espacio para aprender. Invierta algún tiempo por adelantado para entender sus necesidades y preferencias como estudiante, y cómo es un entorno de estudio efectivo para usted. Por ejemplo, puede que necesites un lugar tranquilo para estudiar, o que necesites escuchar música clásica. Considera qué equipo podrías necesitar (por ejemplo, auriculares, micrófono, cámara web, computadora, Wi-Fi estable, silla cómoda). Si bien es útil crear un espacio de estudio designado, no tengas miedo de estudiar en diferentes lugares, ya que esto puede ayudar al aprendizaje y a la memoria. Dondequiera que estudie, trate de minimizar las distracciones y trabaje con sus compañeros de habitación, amigos y familiares para establecer expectativas y crear límites para que pueda mantenerse concentrado en la tarea que tiene entre manos.
  • Administra tu tiempo de manera efectiva. Dedica algún tiempo a familiarizarse con sus cursos en línea, a comprender lo que se espera de usted, a trazar las fechas de vencimiento clave y a planificar el tiempo de estudio. Bloquee el tiempo de estudio en un planificador físico o digital (como un calendario de Outlook). Una rutina consistente te ayudará a mantenerte en el camino correcto. Las investigaciones demuestran que los estudiantes retienen más información si distribuyen su estudio en varios días o sesiones. Asegúrate de que tu rutina funciona con tus otros compromisos para que tengas más probabilidades de cumplirlos.
  • Participa activamente con los materiales del curso. Al igual que en el aprendizaje cara a cara, la energía mental cuenta: dedique tiempo a reflexionar sobre si ha comprendido los materiales, intente recordar y recapitular la información que ha aprendido para ayudar a la recuperación y la memoria, pruebe su comprensión, mezcle diferentes conceptos y habilidades en la misma sesión de estudio para crear conexiones y fluidez, participe en las discusiones de clase, haga preguntas, asista a los grupos de estudio y a las horas de oficina, e intente enseñar los conceptos a los demás.
  • Tener un plan para la resolución de problemas tecnológicos. Siempre que confíes en cualquier tipo de tecnología, siempre es posible que la tecnología falle, y puede llevarte más tiempo solucionar los problemas y obtener el apoyo que necesitas. Es útil planificar con antelación y comenzar las tareas con antelación en caso de que te encuentres con dificultades inesperadas. Además del apoyo de la tecnología, puede ser útil identificar a alguien en tu vida que pueda ayudarte con la solución de problemas generales de tecnología.
  • Pide ayuda! En un entorno de aprendizaje en línea, es posible que tengas que hacer muchas preguntas y hacerte cargo de dar forma a la experiencia de aprendizaje para que se ajuste a tus necesidades. Esto puede significar pedir ayuda a tus instructores o compañeros, o asistir a horas de oficina y grupos de estudio.

Me preocupa quedarme atrás, especialmente con las clases asincrónicas. ¿Qué puede ayudarme a mantenerme al día con mis estudios?

La gestión del tiempo y el control de los estudios es una de las habilidades más difíciles de dominar para los estudiantes en línea, por lo que si sientes que te cuesta mantener el ritmo, debes saber que no estás solo. Además de los consejos anteriores, aquí tienes algunas ideas para ayudarte a mantenerte en el camino correcto:

  • Conoce tus límites y establece objetivos realistas. Si estás haciendo malabares con tus estudios y un trabajo a tiempo completo o con responsabilidades de cuidado de los niños, puede que no sea posible que completes 15 unidades de cursos. Ten en cuenta que 15 unidades equivalen a unas 45 horas de trabajo por semana (una unidad = 3 horas /semana)! El Asesoramiento Académico de algunas importantes universidades anglosajonas sugiere que los nuevos estudiantes deben considerar la transición a la propia universidad como el equivalente a un curso de 3 unidades (9 horas/semana). Diríamos que esta convención es válida para el estudio académico totalmente en línea.
  • Crear una rutina de estudio fija a lo largo de la semana. Por ejemplo, podrías levantarte a las 7 de la mañana, estudiar de 8 a 12 de la noche, tomar un descanso, y luego reanudar tus estudios de 2 a 6 de la noche. Al final de la semana, reflexiona sobre cómo te fue, y ajusta tu rutina según sea necesario.
  • Tómete el tiempo para comprobarlo con usted mismo cada semana. Debería dedicar algún tiempo a reflexionar sobre su progreso y éxito cada semana. Recomendamos que programe controles semanales regulares con usted mismo, o con un entrenador o compañero de estudio que pueda ayudarle a mantenerse en el camino correcto.
  • Si ya te sientes abrumado, comienza con un volcado mental: tómese 10 minutos para poner en una página todas las tareas que le zumban en la cabeza. Haz un círculo alrededor de las cosas que debes hacer y agrégalas a tu lista de tareas. Ponga todo lo demás en una lista de “quizás”.
  • Crea consistencia en tus patrones de estudio. Por ejemplo, puedes intentar hacer publicaciones de discusión todos los lunes por la tarde y enviar pruebas en línea los viernes. Si puedes trabajar con un ritmo semanal consistente, es más probable que tengas éxito.
  • Sé amable contigo mismo. Dese el mismo estímulo que le daría a un amigo o a un ser querido. Tome descansos para respirar, hidratarse, reírse, hacer ejercicio, meditar, conectarse con sus seres queridos y comer comidas bien balanceadas. Esto le ayudará a concentrarse durante los tiempos de estudio y a evitar el agotamiento.
  • Asista regularmente a cualquier sesión sincronizada, como horas de oficina y sesiones de estudio, y utilice estas reuniones como hitos para ayudarle a mantenerse en el camino correcto.
  • Celebra tus logros cuando termine el trabajo: baile con su video musical favorito, salga a caminar, abrace a un ser querido o comparta su éxito en los medios sociales (¡pero no deje que estas cosas sirvan como distracciones innecesarias!)
  • Consigue apoyo: Muchos estudiantes son reacios a pedir la ayuda que necesitan para maximizar su éxito, pero pedir apoyo y orientación es en realidad parte de una mentalidad de aprendizaje saludable – una mentalidad de crecimiento – así que asegúrate de aprovechar el apoyo que está disponible para tí.
  • Supera la postergación.

En relación a este último punto, para evitar la postergación:

  • Empieza de a poco. Comprometerse a 10 minutos de trabajo a menudo llevará a una sesión de estudio más larga.
  • Incorpora el tiempo de estudio en tus rutinas existentes. Por ejemplo, si va a correr todos los días, haga el hábito de leer durante 10 minutos todos los días mientras se refresca.
  • Consigue un compañero de estudio o un entrenador que pueda ir contigo a horas fijas a lo largo de la semana para ayudarte a mantenerte en el camino correcto.
  • Utiliza herramientas de productividad, como listas de tareas, alarmas, o recordatorios.

Por último, si te enfrentas a retos específicos como la enfermedad, la salud mental, la accesibilidad, el equilibrio de las responsabilidades del cuidado de los niños, las diferencias horarias, el acceso a la tecnología, etc., es importante que te pongas en contacto con tus instructores o con los servicios de apoyo al estudiante pertinentes para discutir y resolver problemas de forma creativa.